Suscríbete para no perderte nada

Mis 5 consejos para invitadas de día

Durante estos meses de primavera y de verano solemos tener que ir a muchas celebraciones de día.
A veces nos complicamos intentando escoger el modelito más adecuado y al final el resultado no es del todo satisfactorio, así que os voy a dar 5 consejos que me parecen interesantes antes de escoger lo que nos pondremos ese día. ¡Empezamos!

1. Sé consciente de tu cuerpo.
Si los Dioses te han concedido un cuerpo 10, puedes saltarte este punto...¡y que sepas que el resto de las mortales te odiamos profundamente! 
Al resto, es importantísimo tener en cuenta nuestros puntos fuertes y débiles. Todas tenemos algo maravilloso que resaltar, sólo hay que mirarse bien para dar con ello. Por ejemplo, si tienes las caderas anchas no las ciñas demasiado, pero tampoco te pongas una falda tipo "mesa camilla" porque eso las evidencia aún más. Sí te preocupa la tripita evita los vestidos que la marquen y recurre a las dos piezas que ayudan, sin duda, a que se note muchísimo menos. Otro día os contaré más sobre este tema, porque puede ser de gran ayuda una vez se tiene claro qué nos favorece más según nuestro tipo de cuerpo.

2. No te disfraces, de nada.
Es fundamental que parezcas tú y no otra persona. No trates de convertirte en nada, no es el momento de hacer experimentos. Debes estar segura de lo que llevas puesto, no hay nada menos elegante que alguien a quién su ropa "le puede", debes ser tú, y lo que llevas debe acompañarte y favorecerte, nunca eclipsarte.
Tampoco es el momento para marcar escotes ni para enseñar más de la cuenta y atentas al largo de las faldas, para saber si el largo es adecuado siéntate con el vestido y mira si te parece correcto. El objetivo es resultar elegante y muy femenina.

3. Maquillaje y peinado ligeros
Otro gran error que solemos cometer es pintarnos como puertas para estas ocasiones. Los peinados recién salidos de la peluquería y el maquillaje con demasiadas capas hacen que parezcamos mayores de lo que somos y nos restan naturalidad. Si habitualmente no te maquilla un profesional, intenta hacer una prueba unos días antes para que el resultado sea lo más "natural" posible. Que el maquillaje corrija los defectos y te favorezca es fundamental, pero que se note lo menos posible es lo que debemos perseguir. Una piel bien preparada e iluminada, pero sin brillos. Ojos en tonos suaves y labios suaves también son la opción más segura si no te sueles maquillar. Si lo haces habitualmente puedes arriesgar un poco más, pero no te olvides de que es para una ocasión diurna, y no te pases.
4. Complementos, los justos (zapatos, tocados y joyas)
Es uno de los puntos más importantes, puede sublimar un look o destrozarlo por completo. Soy muy radical en este tema, lo reconozco, pero es que los desastres más grandes suelen cometerse en este apartado. Los zapatos deben ser elegantes para estas ocasiones, si llevas sandalias la pedicura debe ser exquisita, para mi las plataformas están vetadas. Unos buenos salones en color maquillaje son siempre un acierto (preferiblemente de ante).
Los tocados o pamelas, sólo si el protocolo lo requiere. Debes dejarte aconsejar por un profesional sobre el tipo de tocado que debes llevar, y ten en cuenta que para llevar una pamela hay que saber ponérsela bien y el largo de la falda debe ser por la rodilla, y recuerda que no te la puedes sacar en ningún momento. Si no lo tienes claro, mejor no te la pongas. Personalmente os recomendaría no poneros ningún tocado que vaya sobre la frente, salvo que tengáis una cara de muñeca que lo aguante todo, para el resto de las mortales mejor abstenerse. El riesgo de pifiarla es muy alto.
En cuanto a las joyas, debes escoger entre llevar unos pendientes protagonistas o un collar importante, ambos nunca. Me explico, si te pones pendientes largos, para mi lo mejor es no llevar nada en el cuello, en cambio si llevas en el cuello algo vistoso, puedes ponerte unos pendientes pequeños que acompañen. Y por supuesto prefiero una joya siempre antes que una bisutería, aunque no sea grande ni de mucho valor, una joya siempre da un punto extra. En cualquier caso para mi están fuera de lugar las piezas de bisutería que pretenden parecer joyas auténticas, éste no es el momento de ponérselas.
5. Comodidad, dentro de lo que cabe...
Es muy frecuente el comentario entre las invitadas de que les molestan los zapatos y están deseando llegar a casa para poder sacárselos, es una pena. Cuando escojamos el atuendo pensemos en que probablemente hará calor, estaremos mucho tiempo de pie y eso puede arruinarnos la fiesta, de manera que o bien tenemos un plan B que nos soluciones la papeleta o bien hacemos una buena compra/inversión en unos zapatos con una buena horma que nos permita aguantar toda la fiesta sin sufrimiento.
En el capítulo ropa también se suele recurrir a elementos que torturan a las que las lucen, así que quizás será mejor pensar en una tallita más de vestido o en un poquito de dieta, dejemos la tortura para otro momento.
En cualquier caso, no pretendamos tampoco estar cómodas como en pijama, pero sí que es bueno que la ropa que nos pongamos nos permita movernos con tranquilidad, no nos oprima y sobretodo que nos favorezca y nos haga sentirnos guapas y muy seguras.

Y lo más importante, ¡disfruta de la fiesta!
¿Compartes alguno de estos consejos? ¿Cuál es el tuyo? 
Nos vemos prontito por aquí.

Comentarios

IVON VILA VILAR ha dicho que…
eres una artista¡¡ bss Ivon
IVON VILA VILAR ha dicho que…
Eres una artista¡¡ bss

Entradas populares