Suscríbete para no perderte nada

Miedos de madres


Es verdad que la maternidad te cambia en muchos aspectos, que ya no se puede dormir todo lo que se quiere, que hay que predicar con el ejemplo, que ahora todo el tiempo es para ellos...Pero si hay algo que a mi me ha cambiado con la maternidad son los miedos.
Volaba en avión sin pensarlo, veía pelis en las que algún niño era secuestrado y no lloraba, no me temblaban las piernas en la sala de espera del médico...
Pero todo cambió, llegaron ellos y mis miedos se volvieron presentes. Cada vez que vuelo miro la previsión del tiempo, prefiero que volemos todos a dejarlos en casa e irnos mi marido y yo, escojo cuidadosamente los asientos si el vuelo es largo. Me he vuelto una madre miedosa que disimula fenomenal para que los niños vuelen tranquilos ¡a ellos les encanta! de manera que algo he hecho bien...Y que conste que a pesar de los miedos, volamos frecuentemente y hacemos con los niños vuelos de 8 y de hasta 12 horas, así que el miedo no nos paraliza en absoluto. Pero ahí está.
Tampoco he sido capaz de ver pelis como Lo Imposible o Séptimo, evito ese tipo de pelis que me pueden hacer sufrir porque enseguida veo como protagonistas a mis hijos y la angustia no me compensa, francamente, prefiero ver una peli sobre cualquier otro tema, pero niños en apuros más allá de Solo en Casa, paso.
Me parecía que era una exagerada, pero he comentado estos 'miedos de madre' con algunas amigas madres y a ellas les pasa algo parecido, a unas les asustan más unas facetas que otras, pero al final a todas nos preocupan y agobian cosas que antes no tenían ninguna importancia. Ahora entiendo a mi madre esperando mi llamada para decirle que hemos llegado bien a nuestro destino. Ahora ya soy yo esa madre.
Y vosotras, ¿tenéis miedos de madre?
Un abrazo y hasta mañana.

Comentarios

Entradas populares